¿Cómo sorprender al amor de tu vida en su aniversario?

¿Cómo sorprender al amor de tu vida en su aniversario?

Hay ciertas fechas importantes en la vida que merecen ser celebradas de manera especial: tu cumpleaños, el de las personas que más quieres, la Navidad, el Día de las Madres y por supuesto, el día de tu aniversario; esa fecha en la que te casaste y que recordarás por siempre, en todos los años de tu vida.

Sin importar si celebras uno, dos o tres; cinco, diez o más años sabrás –también– que esa fecha en el calendario merece ser superada por la celebración del año anterior.

Como si fuera una especie de evolución que, simbólicamente, representa el camino que han recorrido para llegar hasta el día de hoy.

¡Es una tradición! Por algo las bodas de plata se festejan a los 25 años y las de oro hasta los 50 años: siempre deben superarse.

Así que… te proponemos dar un paso adelante, diferente y –quizá– mejor al anterior: generando una sorpresiva degustación de platillos y bebidas hechas para amar y ser amado en una cena maravillosa.

Una cena que comience con un vino espumoso o champagne…

Para celebrar y brindar por los años juntos, por mantener la balanza en su punto máximo de equilibrio, por hacer que cada tropiezo en el camino no represente una caída abrupta y el fin de algo maravilloso.

Seguir con un platillo digno de ser recordado

Con un corte de carne que no encontrarás en cualquier lugar, que puedes compartir con el amor de tu vida, como si representara todo lo que han dado y recibido del otro, del amor y el cariño que ahora les pertenece a ambos.

Porque no compartes el alimento en sí, cuando comes algo delicioso con tu pareja, conectas con ella de una forma distinta, de la misma manera que puedes generar una conexión con un beso o un abrazo.

Porque no compartes el alimento en sí, cuando comes algo delicioso con tu pareja, conectas con ella de una forma distinta, de la misma manera que puedes generar una conexión con un beso o un abrazo.

Finalizar con un postre

Dejando al final lo dulce, pues es el matrimonio puede ser o tomar la forma de un iceberg, donde –en ocasiones– sólo se puede apreciar la punta del mismo, dejando que el agua cubra una historia rebuscada de emociones y conflictos.

El postre, en este caso, es la punta de ese iceberg, donde puedes olvidar que han tenido problemas y conflictos emocionales durante tantos años, y que –por ahora– sólo importa mirarse a los ojos, tener algo dulce en el paladar y sonreír.

En resumen: la comida y sus bebidas, sus tiempos y sabores –desde la entrada hasta el postre– pueden representar también la forma entera de un matrimonio. Por eso, las personas celebran su unión con una cena, pues en cada platillo está oculto un recuerdo, una emoción y pensamiento distinto.

En Restaurante Palominos queremos generar esa sensación en nuestro menú, que cada platillo que veas pueda ser digno de ser parte de tu celebración (y que éstos sean mejores que los del año anterior).

¡Ven y sorprende al amor de tu vida con una cena! Una llena de simbolismos que puedan retratar la esencia de un matrimonio, de la vida y de dos personas que se encontraron en la vida y nunca se soltaron.

Recuerda que estamos en Mexicali, Hermosillo, Guadalajara, Tijuana y en Palmas e Insurgentes en la Ciudad de México.

¡Te esperamos!

Reservaciones