Errores que debes evitar cometer cuando pides tu primer corte de carne fino

Errores que debes evitar cometer cuando pides tu primer corte de carne fino

Una serie de errores convierten la mejor experiencia en un asador, en algo que no quieres repetir. Te contamos qué no debes hacer si es tu primera vez frente a un corte fino.

Omitir las entradas y aperitivos

Debes tomar en cuenta que preparar un buen corte lleva su tiempo y dedicación, no saldrá de manera inmediata, así que si traes mucha hambre no cometas el error de esperar, ya que puede aparecer la desesperación y afectar tu juicio con respeto al lugar y los sabores que tiene para ofrecerte.

Aprovecha y explora un poco más el menú, deja que tus sentidos decidan y complace tu antojo con alguna entrada o aperitivo.

👉🏻 Te recomendamos: ¿Qué puedes pedir antes de un corte de carne?

¡Ojo! Tampoco te pases o pidas demasiado, recuerda que es un preámbulo al corte que te está en las brasas, esperando a ser servido en tu mesa. 😉

Limitarse a un solo tipo de cocción

No es un secreto que el mejor tipo de cocción en un corte es el término medio o cercano a éste; incluso, para ciertos tipos de carne conviene llevar la temperatura a una crudez y jugosidad extrema domo en el término “blue”.

Pero también, hay que decirlo, los gustos son muchos y muy variados. Eso sí, debes buscar el tipo de cocción que conserve el sabor de la carne, para eso el mesero te puede auxiliar, pues es quien tiene contacto directo con el chef y las capacidades de éste para brindarte la mejor experiencia posible.

No preguntar por miedo a ser juzgado

Este punto va ligado al anterior, ya que si no preguntas nunca sabrás –por ejemplo– si es bueno pedir un corte cocido (si esa es tu intención).

También, si no eres un gran conocedor del maridaje, nunca sabrás exactamente qué tipo de vino pedir para acompañar el sabor de la carne. Así que no temas por ser juzgado, nadie nació siendo un experto culinario.

Decidir qué corte quieres dependiendo de precio  

El factor dinero y la relación calidad-precio, son dos conceptos que influyen y fuerte cuando se llega a un asador que presume de tener cortes de primera calidad; obviamente siempre buscarás que el sabor corresponda a tus exigencias y allí, muchos cometen el error de pedir el más caro o el más barato del menú.

El precio es un factor importante, pero no el determinante para que tu experiencia sea la mejor, ya que empezarás a hacer varios prejuicios:

  • El primero, si pides el corte más caro tus expectativas estarán demasiado altas y esto puede hacer que no lo disfrutes al cien por ciento (a veces somos seres humanos que nos pasamos de exigentes).
  • El segundo, es el caso contrario, si pides el corte más barato te quedarás con la sensación de que no pediste lo mejor del menú (desde la perspectiva monetaria), lo cual te priva de apreciar la carne como se debe.

Para probar los cortes de carne hay que sacar de la ecuación esos factores y empezar a analizar otros como: la cantidad de marmoleo que tiene el corte, de qué parte de la res es, de qué parte del mundo es exportada la carne o qué tipo de cocción es la mejor.

Sea barato o sea caro, si no se conocen las condiciones, ni el tipo de cocción adecuado, la carne por muy buena que sea, sabrá como cualquier otra.

El mejor consejo es: que te relajes, busques y encuentres asador perfecto para ti

En restaurante Palominos queremos hacerte la vida más sencilla y darte la carne que mereces en la mejor versión posible de sí misma. De esa manera, podrás disfrutar lo jugosa, suave y deliciosa que es.

Te recomendamos seguir leyendo: 👇🏻

👉🏻 Recuerda que puedes visitarnos en tu sucursal más cercana: en Mexicali, Tijuana, en Punto Sur y Providencia en Guadalajara; en Río Sonora y Kino en Hermosillo o en las dos de la Ciudad de México, en Palmas e Insurgentes. ¡Te esperamos! 😀

Reservaciones