5 errores más comunes al pedir un vino en un restaurante

5 errores más comunes al pedir un vino en un restaurante

Elegir un buen vino en un restaurante no es muy difícil; de hecho, es una tarea que sólo depende de tus gustos, y de conocer cuál es la mejor opción de acuerdo con el tipo de comida que tengas en frente.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que estés cometiendo una serie de errores que –sin darte cuenta– están arruinando un poco tu experiencia.

Por eso, hoy te presentamos algunos errores comunes que quizá cometes al pedir un vino en un restaurante:

1. Pedir el vino que no quieres

La primera regla de oro al pedir un vino es que sepas bien lo que quieres y por supuesto, a veces puedes cometer el error de no hacerlo; puede que te dejes llevar por las recomendaciones de un amigo o por el simple hecho de querer probar algo distinto y que –muy en el fondo– no te convence.

Evita una sorpresa desagradable y trata de definir los siguientes aspectos:

  • Define si te gustan los vinos con más o menos cuerpo, es decir, si te gustan con un sabor intenso o ligero.
  • Define si te gustan los vinos ácidos o prefieres que estén más equilibrados.
  • Define si te gustan los vinos donde puedas notar la madera, las notas o que la fruta predomine más en el sabor.  

2. Elegir la uva que conoces

Y cuando se trata de vino… la uva importa y mucho. El error común que puedes cometer es pedir un tipo de uva que ya conociste o has probado antes; lo ideal es preguntar y aprender mucho más.

👉 Recuerda que cada restaurante tiene una selección especial de acuerdo con los platillos que ofrece.

3. No degustarlo antes de pedirlo

Muchas personas no llevan a cabo esta práctica por pena, pues confían en que el sommelier les está recomendando lo mejor de lo mejor; sin embargo, esto se trata de gustos y por increíble que parezca –en contadas ocasiones– hasta los sommeliers se pueden equivocar.

Lo mejor que puedes hacer es degustar el vino que más te ha llamado la atención y a partir de allí, tomar una decisión. Verás que nunca te arrepentirás.

4. Pedir el mismo vino para todos los platillos

Este es uno de los más comunes: llegar a un restaurante y pedir la misma botella para todos los platillos de la noche. Esta acción es comparable a pedir la misma entrada en toda la velada y perderte del plato fuerte.

Cada alimento es distinto y cada vino puede marinar de diferente manera; así que no temas en probar más de un vino en una misma noche, pues tu paladar, tu acompañante o acompañantes lo agradecerán infinitamente.

5. No pedirle consejos al sommelier

Y como todo en la vida: hay que aceptar que no somos expertos en todo y que a veces necesitamos orientación. Así que no temas en preguntarle al camarero o al sommelier acerca del vino que mejor te convenga.

👉 El error en este punto sería irse por la fácil, pedir el vino de la casa y listo; sin embargo, es conveniente que confíes en los expertos para que tu experiencia sea más grandiosa.

Para ayudarte en el último punto, te recomendamos ir a restaurante Palominos donde nuestros expertos podrán recomendarte la mejor selección de vinos tintos, blancos y rosados; para entradas, cortes de carne y postres deliciosos.

Te invitamos a seguir leyendo: 👇

Recuerda que puedes reservar en línea en cualquier de nuestras sucursales: en MexicaliTijuana, en Punto Sur y Providencia en Guadalajara; en Río Sonora y Kino en Hermosillo o en las dos de la Ciudad de México, en Palmas e Insurgentes¡Te esperamos! 😉

Reservaciones