¿Qué tipo de vino debes elegir para maridar cortes de carne?

¿Qué tipo de vino debes elegir para maridar cortes de carne?

A veces parece obvio pensar que cualquier vino tinto combinará con los cortes de carne, pero no siempre es así, pues en el maridaje jamás hay que generalizar. Te explicaremos cuál elegir y por qué.

Primero lo primero…

Especificar que existen dos tipos de maridaje, y de ello depende cuál deseas que sea tu experiencia.

  • Está el maridaje de complemento

Que se logra cuando existen características aromáticas y gustativas muy similares, tanto en el vino como en el platillo. Aquí lo que se busca es identificar esos sabores y resaltar las cosas que tienen en común. En términos simples: hacer que lo que sabe rico, sepa aún más.

  • Y tenemos el maridaje de contraste

Ideal para experimentar y dejarse llevar, obtener otro tipo de experiencias a la hora de comer, pues aquí el maridaje se realiza a la inversa, es decir, combinando un platillo y un vino que no sean compatibles entre sí. Con ello, se busca resaltar los sabores de cada uno, haciendo una distinción prominente.

Pero hay que tener cuidado…

No se trata de elegir por elegir, por ejemplo: si se utiliza un vino muy complejo y robusto con un platillo de sabores muy sutiles y suaves, el sabor del último se perderá por completo y viceversa.

👉🏻 Todo se trata de equilibrio. Sí, hay dos tipos de maridajes, pero lo que siempre tendrán en común es que sus sabores deberán estar equilibrados. Así tu experiencia gastronómica será mucho más placentera.

💡 Conoce: 6 pasos para aprender a maridar los platillos que pides

¿Cuáles son los mejores vinos para los cortes de carne?

Ahora, cuando se habla de vino más un corte delicioso de carne, la regla básica es simple: ve por el maridaje de complemento cuando el corte sea muy graso y opta por el de contraste cuando la carne lleva hueso.

Así que la fórmula es sencilla, una vez que sepas qué es lo que quieres comer decide:

  • Para los cortes grasos y un alto marmoleo elige vinos que sean más sutiles y ligeros. Por ejemplo, un Rib Eye queda perfecto con un Malbec.
  • Otros cortes como el T-Bone o el Tomahawk requieren de la transmisión de un sabor intenso que sólo los tintos estructurados y corpulentos le pueden dar. Ahí será necesario pedir un Cabernet sauvignon o un Syrah.

La regla del punto de cocción

Esta es otra regla muy famosa a la hora de maridar cortes de carne, y básicamente se refiere a seguir la siguiente frase:

Entre más jugosa sea la carne, más acidez deberá tener el vino y viceversa.

Así, un corte sumamente jugoso es ideal para probar con un Merlot, un Mencía o un Pinot Renoit.

Es importante mencionar que esta regla no aplica para los cortes que están más cocidos, en ese caso deberás optar por vinos menos ácidos y con más estructura.

<

👉🏻 Te recomendamos leer: Término medio, crudo o bien cocido, ¿Cuál es la cocción perfecta en un corte de carne?

¿Y para las guarniciones? 👀

Todo buen amante de los cortes finos de carne sabe que un platillo no está completo sin las guaniciones.

Así que estás también deben entrar al juego del maridaje. Aquí las recomendaciones son simples: entre más especiada o condimentada esté la guarnición, deberás maridar con tinto estructurados y potentes.

Recuerda estos tips la próxima vez que vengas a restaurante Palominos o cuando pidas un corte a domicilio y no sepas qué vino comprar para la ocasión.

Te esperamos de forma física o a distancia en cualquiera de nuestras sucursales, tanto en las que están abiertas: en Mexicali, Hermosillo, Tijuana, en Punto Sur y Providencia en Guadalajara y en las dos de la Ciudad de México, en Palmas e Insurgentes.

Ordena a domicilio